Follow by Email

sábado, 11 de febrero de 2012

Agua caliente para la cocina mejorada.

Hola: Como habrán visto en este Blog, una cosa te lleva a otra, y en esta ocasión he querido ver de aprovechar el calor de la cocina, en calentar agua.
El principio es prácticamente el mismo del de un calentador de agua a gas, en que hay un serpentín de cobre por el que pasa el agua, y una llama que la calienta.
No he desarrollado toda la instalación, ya que es un 1º prototipo, y para usar al aire libre (quería tener agua caliente para poder lavar las ollas, sartenes, etc. que se ensucian con el hollín, y de esta manera, no tener que ir a la cocina a lavarlos. Espero que les sirva de modelo para aplicarlo a cada necesidad individual.

MATERIALES:
3 Metros de cobre en rollo, de 10mm.
2 Adaptadores de 10 a 12mm.
2 Adaptadores de 12 a 15mm.
1 Termómetro para agua.
(De otros trabajos, disponía el estaño para soldar, el decapante y piezas (codos, tes, tubos, etc), así como un doblador de tubos (no profesional/bricolaje), cortador y soplete).

El comienzo, que debía ser el más fácil, fue el que más me costó, ya que cometí el error de empezar a doblar los dos extremos a 90º, para tenerlos iguales, y luego empecé a enrollar el cobre alrededor de una pieza de tubo de 120mm.
Problemas: Como el tiro de mi cocina es de 150, creía que esta medida es suficiente, pero como hay holgura, tenía que ir reduciéndolo a mano, para que entre, por lo que recomiendo usar un tubo de 100 para hacer esto. El 2º problema y más grave, es que al haber doblado el final a 90º, al querer subirlo para sacarlo, miraba en sentido contrario, con lo que tuve que enderezarlo (cuesta bastante trabajo, y no queda bien).

Terminado esto, soldé las piezas que me pasan de 10mm a 15mm, y a partir de ahí ya se puede usar el material "normal" que se encuentra en cualquier ferretería. Es aquí donde hay que poner una "T", a la que hay que soldar la pieza (con rosca) para poner el termostato, para controlar el agua caliente que sale.
En la foto de arriba se ven las piezas, que todavía no están soldadas. Pensar que el termómetro tiene un espárrago algo largo, por lo que es necesario alargar la pieza por soldar.

En la foto se aprecia el calderín dentro de la zona por donde sale el fuego, y la entrada y salida de agua están fuera de la zona "caliente", por lo que se podría "enganchar" una manguera y cogerla con una abrazadera, tanto la entrada como la salida.
De momento, me falta por soldar el termómetro y ver su rendimiento, así como llevar una manguera al fregadero, pero desde este punto, cada uno puede seguir "a su gusto" el camino!!

COSTO:  Como compré todas las piezas en un almacén de fontanería (con descuentos del 30-40%), el material me salió por unos 20€, incluyendo el termómetro. El doblador lo compré en MAKRO y me costó 6€. El resto lo tenía de otros trabajos de fontanería que había hecho con anterioridad.

En la foto de arriba, he puesto el calderín en la cocina, a la vez que lo he aprovechado para cocinar. Como se puede apreciar, es una instalación sencilla, y provisionalmente con manguera de riego de jardinería para probarlo.

CONCLUSIÓN: 
* Si dejo pasar el agua a mucha presión, NO pasa de tibia, salvo que meta mucha madera para que haya llamas constantes, y aumente el calor del agua.
* Si la dejo a un mínimo (llenando unos cubos) de presión, me sube a los 35-40º, pero alimentándola de leña.
* Estando apagada (sólo con las brasas, y el calor que se queda en los ladrillos), no pasa de 20º, bajando a medida que circule el agua.
* Si cierro el agua, el serpentín sube inmediatamente a 70-80º, con leña en combustión.  No he querido probarla hasta dónde llegaba, por si se me derretía la manguera!
* Para una mayor eficacia, recomiendo un recorrido más largo del serpentín, aunque si se pudiese hacer uno doble, recibiría más fuego.

En la foto de abajo se aprecia que estoy calentando una sartén (fue al empezar!), y todavía no había puesto mucha madera a quemar. El termómetro sube muy rápido, si añades unas cuantas ramas en el fuego, y baja si te olvidas de añadir, y sólo quedan las brasas!!

(TENER EN CUENTA QUE EL AGUA ESTABA CASI HELADA, Y NO PASABA DE 5º)
POR LA NOCHE HABÍAMOS TENIDO -3º, Y ANTES DE EMPEZAR A PROBARLO, LA CONDUCCIÓN TODAVÍA SE ENCONTRABA CONGELADA. ESTAMOS EN INVIERNO!